sábado, 21 de octubre de 2017

Demencia, Alzheimer y Pyjama

Por Adrian McManus.

Nacho León es un visionario. Su vino Demencia de Autor está ganando rápidamente devotos alrededor del mundo, aun así el hombre trabaja en una nave alquilada cerca de Villafranca del Bierzo. La gente lleva haciendo vino aquí, en El Bierzo, desde la época de los romanos y más o menos de forma continua desde el siglo IX. Es la última parada antes de que el Camino de Santiago escale tortuosamente las montañas gallegas. Los peregrinos, temerosos de Dios, achacosos y castigados por las inclemencias del tiempo pasan por la Puerta del Perdón, desde el siglo XII, para recibir la absolución antes de continuar hacia la parte más difícil del camino, conscientes del hecho de que entre Villafranca y Compostela, la muerte, ya fuera por la exposición a los elementos, lobos o bandidos, estaba acechando a cada momento. Estoy convencido de que aquí la energía telúrica y la fuerza de la tierra, junto con las tradiciones ancestrales, se transmiten de la tierra a la vid. Estoy divagando.

Nacho-Leon-Demencia

La visita a Demencia de Autor hace un par de semanas consumó un sueño y este hombre es un vendedor de sueños, un susurrador de las vides incluso, como dice mi amiga Shannon. Pyjama, me dijo, es cosa de los sueños… de la manera en que andamos por casa en pijama y bata, esos momentos íntimos en familia, sin ninguna preocupación, muy típicos de la gente de aquí, El Bierzo. Un vino íntimo que te encantará compartir con la familia, ese es el concepto detrás del vino, medita Nacho. ¿Quién puede estar en desacuerdo con esto?.

Alzheimer, es un vino solidario lanzado hace un mes o así, un gesto fabuloso. A 20 euros la botella, todos los beneficios están destinados a la Asociación de Familiares de Alzheimer, una organización benéfica española que ayuda a las familias a lidiar con tan devastadora enfermedad.

Y finalmente, Demencia de Autor. ¿Por qué el nombre? Nacho cree que la palabra Demencia está asociada con lo improbable, con un ligero trastorno mental, pero lleno de ingenuidad y brillantez. Y eso es de lo que trata nuestro vino, dice entusiasmado. Es un proyecto joven, creado y desarrollado por gente joven que tienen una cosa en común, todos aman el vino locamente. Luego, todos somos dementes.

Volveré al Bierzo en julio, con o sin mis pijamas y bata.

http://adrianjmcmanus.wordpress.com/