Viernes, 18 de Agosto de 2017

‘Contiene Sulfitos’, ¿y eso qué es?

Los sulfitos o anhídrido sulfuroso son aditivos con acción conservante y antioxidante. En el vino se producen naturalmente durante la fermentación, y además son añadidos posteriormente dado la necesidad de conservar el vino, además, evita la oxidación prematura de éste, preservando el aroma y frescor; e inhibe bacterias y mohos.

contiene-sulfitos

Es preceptivo advertir de la presencia de los mismos indicándolo en la etiqueta ya que se tiene conocimiento de los efectos perjudiciales que podían tener en ciertas personas. Hay un pequeño porcentaje de la población que es alérgica o sensible a los sulfitos. En personas con asma, su presencia puede tener consecuencias graves, así como otros síntomas como dolor de cabeza, irritación del tracto gastrointestinal. Pero en las cantidades legalmente utilizadas no tiene por qué tener un efecto tóxico en la mayoría de la población.

Como hemos dicho, los sulfitos se encuentran de forma natural en el vino en muy bajos niveles, pero que posteriormente se suelen añadir más para su mejor conservación. Hasta ahora, en la enología no se conocen alternativas fiables sustitutivas del uso del sulfuroso.

Los productores de vinos naturales que evitan la adición de sulfitos tanto como sea posible, pero eso da como resultado, un proceso de elaboración más laborioso y una mayor inversión de tiempo. Podemos decir que la elaboración de vinos con estas técnicas conlleva la obtención de bebidas con un más alto contenido en ácido acético. Pero también estos productores defienden que sus vinos son un más fiel reflejo de la tierra, su viticultura, y presentan una nueva sensibilidad con en medio ambiente, la tierra, y el vino.

Estos vinos naturales también se suelen fermentar con levaduras naturales y no se filtran para conferirles un máximo de expresión del terruño.

Como siempre, nosotros planteamos esta reflexión desde la mesura, e invitamos a nuestros lectores a probar, probar y probar, para poder así poder obtener una opinión propia, si la ingesta no es desmedida e nubla su lucidez para dirimir una justa sentencia.