Martes, 27 de Junio de 2017
Exhibicionismo

Exhibicionismo

También yo caí en el exhibicionismo. Utilizamos las redes sociales para comunicar y compartir nuestras inquietudes y pasiones. Damos a conocer nuestra manera de trabajar, de sentir y vivir. Hemos compartido fotos y vídeos de nuestra vendimia, de nuestras presentaciones, de nuestros amigos, viajes, colaboraciones, puntos de venta. Tratábamos de dar a conocer nuestros vinos, presentar nuestra comarca berciana, y ofrecer información adicional a la botella que permitiera interpretar su contenido.

Nuestra intención era sana. Queríamos utilizar las herramientas de manera útil, ofrecer una visión al consumidor y aficionado, dar a conocer nuestra variedad mencía y nuestra manera de interpretarla. Pero estamos ya decididos a bajarnos del carro.

rrssYa estoy harto de ver como la gente hace pornografía de la elaboración. Aterrado de ver vídeos en los que lo único que se consigue es alimentar egos llenos de complejos. ¡¿A mí qué me importa cómo pisas tus uvas?! ¿¡por qué tengo que verte las piernas?! ¡¿Qué demonios haces mostrando la prensa de tu abuelo?!

¡¡No pertenezco a este Club!! Me bajo del tren…

Hemos decidido trabajar para conseguir el mejor vino. Estamos haciendo cosas increíbles, y creo que los frutos están llegando. La añada 2016 puede ser para nosotros una añada excelente. Pero nos hemos decidido a compartir vinos. No somos los protagonistas, ni chicos perfectos, ni historias inolvidables. Queremos hacer y compartir el mejor vino.

¡Ah! Sí que hacemos nuestro Diario de Vendimia. Llevamos 15 años haciéndolo. Pero es un diario de verdad, un diario a modo de mejor amigo. No un escrito repleto de incorrecciones, vaguedades, poses y superficialidad. Eres un pesado. ¡No me vendas tu vida, véndeme vino!